Hallan en Australia un sapo gigantesco que podría ser el más grande del mundo

El sapo de caña, que se encontró en Australia, puede ser la especie más grande jamás encontrada. El animal recibió el apodo de «Toadzilla» de «toad», que significa sapo en inglés y «Godzilla», que es un monstruo legendario del cine.

El anfibio fue descubierto el 12 de enero por la guardabosques australiana Kylee Gray mientras realizaba una patrulla de rutina en el Parque Nacional Conway en el norte de Queensland.

Gray y sus colegas capturaron el sapo y lo llevaron a la oficina del parque, donde pesó un total de 2,7 kilogramos. El récord mundial Guinness para el sapo más grande se registró en 1991 con un peso de 2,65 kg, establecido por un sapo doméstico en Suecia.

“Nunca he visto un sapo así de grande”, declaró Gray. “Un animal así intentaría comerse todo lo que quepa en su boca”.

El sapo de caña se introdujo por primera vez en Australia en 1935 para controlar las infestaciones de escarabajos de la caña de azúcar. Sin embargo, los sapos han aumentado en número con el tiempo y se han convertido en una amenaza para otras especies en Australia, ya que no tienen depredadores naturales que controlen su reproducción.

Como resultado, se le aplicó la eutanasia ‘Toadzilla’ debido a su impacto ambiental, que es el estándar en el control de especies invasoras en toda Australia.