Una nueva especie de rana lleva el nombre del autor de El Señor de los Anillos

“En un arroyo del bosque vivía un Hyloscirtus. No era un arroyo asqueroso y sucio, con restos de contaminación y olor a barro, ni tampoco un arroyo seco, desnudo y arenoso, sin nada en lo que posarse o comer: era un arroyo Hyloscirtus, y eso significa calidad ambiental”. 

Adaptando la primera parte de El Hobbit, una del escritor sudafricano J.R. Tolkien, quien también escribió El Señor de los Anillos, un grupo de científicos ecuatorianos anunció la nueva especie del género Hyloscirtus, denominada Hyloscirtus tolkieni, en honor a Tolkien.

Según el biólogo ecuatoriano Diego Cisneros-Heredia, quien estudió la descripción de esta rana, la única rana conocida de Torrente de Río Negro fue encontrada en febrero de 2020 por los científicos José Manuel Falcone-Reban, Juan Carlos Sánchez Nivequela y Tarquino Valverde, también ecuatorianos.

Hyloscirtus tolkieni, que puede alcanzar un tamaño de poco más de 6 centímetros, vive en el Parque Nacional Río Negro-Sobladora (PNNRS), un área protegida en Ecuador creada en 2018, en la que predominan las especies del bosque andino y de Pramos.

“El ejemplar del Parque Nacional Río Negro-Sopladora presenta un patrón de coloración único con fondo de color pálido y marcas oscuras en las superficies dorsal, lateral y ventral”, lo que la diferenciaría de otros grupos de ranas incluidas en el género Hyloscirtus. 

El gran tamaño del cuerpo, la cabeza un 7% más ancha que la longitud y una serie de otras características corporales, según los autores, refuerzan el hecho de que se trata de una nueva especie. Así es como lo describen en un artículo publicado recientemente en la revista científica ZooKeys.

“H. tolkieni, habita en las inmediaciones de quebradas con abundante agua y cobertura vegetal de las que dependen para sobrevivir. En el PNRNS, se encuentra en el interior de un bosque montano alto, habitándolo junto con otras increíbles especies que próximamente conocerán”, explicó a través de un tuit el herpetólogo Juan Sánchez-Nivicela, que también hizo parte del equipo que descubrió la nueva especie.