Ejército apertura vías y aporta al progreso

Los trabajos de voladura a cielo abierto de grandes rocas, permitieron abrir una nueva ruta y reabrir una vía que durante años estuvo inutilizada.

El traslado del personal por problemas de salud y el transporte de productos agrícolas hacia La Plata en el Huila y de allí hacia el departamento del Cauca, se había convertido en todo un viacrucis para los habitantes de las veredas Marsella, El Carmen y Betania de la Argentina, que por más de cuatro años utilizaron vías alternas y medios riesgosos para su movilidad.

Tan sentida necesidad fue escuchada por la Novena Brigada a través del Batallón de Infantería n.° 26 Cacique Pigoanza. De inmediato, con el apoyo del Grupo Marte de la Quinta División y sus capacidades diferenciales, la unidad militar empezó los trabajos para lograr, en tiempo récord, una nueva vía para los habitantes de la vereda Marsella y la reapertura de la carretera de conexión intervederedal del Carmen y Betania y de estas con los municipios de Tarqui y Pital.

La primera labor adelantada por el Ejército Nacional, se concentró en el sector conocido como Bárbula donde un talud rocoso de 8.70 metros de alto por 7.80 metros de ancho, con una profundidad de 4 metros y una roca atravesada con una dimensión de 5 metros de largo por dos de alto y tres de ancho impedía el paso de vehículos.

La acción de apoyo a la autoridad civil, redujo en dos horas el recorrido de por lo menos 50 familias que para llegar a Belén del municipio de La Plata, debían cruzar un puente de madera, el que actualmente se encuentra en malas condiciones, o tomar una vía alterna; ahora este recorrido podrán hacerlo de manera segura con una distancia de aproximadamente 15 minutos en vehículo.

Los trabajos no solo les permite sacar los productos de sus cosechas a tiempo o asistir a un centro médico tras una emergencia, sino que además contribuirá al traslado para renovar el puente sobre el río Loro. Otra de las necesidades de la comunidad se registraba en la vía hacia las veredas el Carmen y Betania, allí, la avalancha registrada el 29 de mayo de 2019, había dejado inutilizada la carretera como consecuencia de la presencia de seis grandes rocas que quedaron atravesadas en el sector.

Fue así como durante cinco días, las unidades del Grupo Marte, las tropas del Batallón Pigoanza, la Administración Municipal y la comunidad, entre ellos los integrantes del cabildo indígena, trabajaron para lograr contar con vías terciarias que le aporten al progreso del territorio huilense.

Emplearon maquinaria línea amarilla, un roto martillo neumático, un bulto de anfo y cordón detonante, pero sobre todo su deseo de contribuir a mejorar la calidad de vida de los pobladores, lo que llevó a los soldados a trabajar sin ahorrar esfuerzos, haciendo frente a las vicisitudes del clima, para lograr entregar unas vías aptas para la movilidad.

Un trabajo que, gracias a la especialidad de los soldados, la maquinaria, la disponibilidad del material y la voluntad inquebrantable de servicio, le permitió a la Alcaldía, aportar a su plan de Gobierno con un ahorro de 20 millones de pesos, aproximadamente.

“La sincronización, coordinación y/o integración de actividades de entidades gubernamentales y no gubernamentales con las operaciones militares, permiten lograr la unidad de esfuerzo, para construir al progreso y la prosperidad de toda la comunidad huilense”, aseguró el señor teniente coronel Luis Eduardo López Suárez, Comandante del Batallón Pigoanza.