Colombia sufrió, pero sumó un punto de oro como visitante ante Uruguay

Compartir

Los dirigidos por Reinaldo Rueda mantuvieron el cero en Montevideo y recibirán a Brasil en Barranquilla el próximo domingo 10 de octubre

 Que el compromiso ante Uruguay iba a ser difícil, para nadie era un secreto. La selección Colombia sufrió, estuvo a borde del abismo del primer gol cuando el cronómetro apenas marcaba el minuto 15, pero un David Ospina que ratificó su mejor momento en el Napoli y la mala definición de un killer, Luis Suárez, la salvó. Los hinchas charrúas se quedaron con los gritos de festejo ahogados.

En el minuto 22, de nuevo, el combinado tricolor se salvó de la caída de se arco. Suárez, tras un centro al área, mandó a guardar la esférica al fondo de la red, pero el juez de línea vio un fuera de lugar que después el VAR confirmó: el 9′ estaba apenas delante de Yerry Mina, el bastión de la saga defensiva cafetera.

Desde ese instante, los dirigidos por Reinaldo Rueda comenzaron a reaccionar, pero la pérdida de la pelota desde atrás les pasó cuenta de cobro: sufrió más de lo necesario. Juan Guillermo Cuadrado y Luis Díaz lucieron imprecisos, aunque este último llegó a inquietar al los defensores del conjunto rival, de resto en la ofensiva hubo muy poco.

Solo hasta el minuto 42, durante solo unos instantes, Colombia fue superior a su adversario, gracias a la forma de pivotear de Rafael Santos Borré, que puso a jugar en conjunto a sus compañeros, en especial a Cuadrado y Stefan Medina, por la banda derecha.

A los camerinos los cafeteros se fueron con un resultado quizá mejor que el que merecieron, si bien es para reconocer el carácter que demostraron.

Segundo tiempo

Para afrontar la otra mitad del compromiso, Óscar Washington Tabárez realizó dos cambios posicionales, quizá pensando en dar descanso a algunos los próximos enfrentamientos, contra Argentina y Brasil. Abandonaron la cancha Luis Suárez y Brian Rodríguez para darle paso a Edinson Cavani y Darwin Núñez. Colombia salió con una actitud más ofensiva.

Rueda, al igual que el Maestro Tabárez, refrescó sus delanteros: Duván Zapata y Roger Martínez reemplazaron en el campo de juego a Radamel Falcao García y Rafael Santos Borré. También le dio minutos a Jefferson Lerma por Mateus Uribe.

Un duro golpe recibieron los comandados por el timonel vallecaucano en el minuto 62, Juan Guillermo Cuadrado recibió tarjeta amarilla, razón por la cual no podrá estar en el encuentro contra Brasil, en el estadio metropolitano Roberto Meléndez, el domingo 7 de octubre.

La opción más clara de la Tricolor llegó en el minuto 70, Luis Díaz desequilibró por la banda izquierda y realizó un pase de la muerte a Duván Zapata, que con Muslera casi vencido, le disparó el balón hacia el cuerpo. Medio equipo colombiano se llevó las manos a la cabeza.

A falta de 15 minutos para que se acabara el partido, el poder en ataque de Uruguay había mermado, y Colombia fue quien más cerca del gol estuvo. En el 78, por ejemplo, Jefferson Lerma estuvo de romper la red con con cabezazo que casi cuelga a Muslera.

Aunque no deslumbró como lo hizo con Chile, la selección Colombia supo mantener el orden táctico, peleó cada balón con garra, corrió cada minuto con entereza, y trajo un minuto de un estadio que siempre le ha resultado difícil: cumplió con la tarea. Eso sí, quedó pendiente la hazaña de ganarle a los uruguayos en su tierra al no hacerlo hace 48 años.