Las propiedades del ajo todos los días

Compartir

A mucha gente no le encanta el ajo, como a otros pueda que sí.

No solo es un complemento sabroso para casi todas las comidas, sino que también es excelente para tu bienestar.

Aquí le decimos porque es bueno su consumo:

• Empecemos por la juventud, Propiedades antienvejecimiento:

Parece haber pruebas de que el ajo puede actuar contra el “estrés oxidativo” y con ello, el proceso de envejecimiento en sí mismo. En pocas palabras: crecemos para parecer mayores porque nuestros cuerpos convierten los alimentos y el oxígeno en energía. Sin embargo, a veces nuestro cuerpo estará demasiado entusiasmado con este proceso y destruirá otras células en el proceso. A su vez, nuestra piel se vuelve más flácida y nuestro cerebro se vuelve más lento. Esas son las consecuencias del “estrés oxidativo”.

En estos casos, el ajo puede ser una incorporación útil a tu dieta. Este alimento maloliente hace que tu cuerpo incremente la producción de sustancias en la sangre que van en contra de la oxidación excesivamente entusiasta de las células de tu cuerpo. Estas sustancias se conocen comúnmente como antioxidantes. ¡De esta forma, el ajo ayuda a ralentizar los signos físicos del envejecimiento!

• El ajo fresco para tu sistema inmunológico

El hecho de que el ajo puede contribuir a nuestra salud lo sabían nuestras abuelas y bisabuelas. Se sabe desde hace siglos que la planta tiene propiedades que actúan contra bacterias, virus y hongos. Sin embargo, para obtener el máximo impulso a tu sistema inmunológico, tendrás que comerte el ajo crudo. Al cortar o triturar el ajo, se libera “alicina”. Esta sustancia tiene muchos beneficios para la salud, pero al cocinarlo se pierde la gran mayoría de la alicina.

• El ajo contra la presión arterial alta

En este punto, todos estamos familiarizados con los peligros de la presión arterial alta. También seguimos aprendiendo más sobre el papel que juega el colesterol en este aspecto. Es por eso por lo que hoy en día, escucharás con bastante frecuencia sobre productos que afirman reducir tu colesterol. El ajo también es uno de esos productos. Varios estudios han demostrado que una ingesta diaria de ajo tendrá efectos a largo plazo para reducir el colesterol. Por supuesto, si tienes alguna enfermedad cardiovascular o niveles elevados de colesterol, siempre debes consultar a un médico especialista. El ajo puede afectar el resultado como un todo, ¡pero no es una panacea!

• Dientes sanos

Las investigaciones han demostrado que el ajo puede ser un buen tratamiento alternativo para tratar las encías inflamadas. Además, el ajo por naturaleza tiene propiedades antibacterianas, antivirales y antifúngicas. Y eso también se aplica a todos los pequeños organismos que viven en tu boca y posiblemente influyen en tu salud.