Por primera vez, Colombia cuenta con un plan nacional de política criminal

Compartir

En un hecho histórico, hoy el Consejo Superior de Política
Criminal aprobó el Plan Nacional de Política Criminal. Este Plan tiene como objetivo
proteger los derechos de las personas que se encuentran en el territorio nacional, y
enfrentar efectivamente la criminalidad que pone en riesgo el ejercicio de los mismos.
Este Plan Nacional es fruto de un proceso de construcción iniciado hace dos años, que
incluyó más de cien reuniones de trabajo articulado y coordinado con todas las entidades
que integran el Consejo Superior de Política Criminal, las cuales incluyen a la Rama
Judicial, el Ministerio Público, el Congreso de la República, y el Gobierno Nacional.
Igualmente, incluye acciones orientadas a la prevención del delito, la reconstrucción de
los lazos comunitarios en el marco de la justicia restaurativa, la resocialización, entre
otros.
Adicionalmente, todos los lineamientos, acciones, productos y actividades contenidos en
el Plan atienden e integran enfoques transversales, partiendo de la base de que la
sanción penal debe ser la última de las alternativas del Estado para el tratamiento de las
conductas criminales.
Así mismo, contempla un enfoque territorial, diferencial, restaurativo, focalizado en
contra del crimen organizado para la transición a la paz, y restaurativo, que además
propenda por el fortalecimiento de la legitimidad del Estado y de la confianza en las
instituciones públicas.
Bajo este presupuesto, se establecieron siete prioridades y para cada una de ellas se
establecieron objetivos y estrategias muy puntuales. Estas prioridades son:

  • la prevención del delito y reducción del homicidio;
  • la prevención de violencias basadas en género,
  • la disrupción del crimen organizado,
  • la prevención de la participación de adolescentes y jóvenes en actividades
    criminales
  • la humanización del sistema carcelario
  • la modernización de la acción estatal para combatir el crimen
  • la lucha contra la captura del Estado y la corrupción.
    Es por eso que hoy podemos afirmar que Colombia cuenta con una política de Estado
    para los próximos 4 años, que da una visión para la aplicación de una política criminal
    coherente, racional y garante de los derechos humanos.
    El texto completo de este Plan estará disponible en la página web