Una familia por poco queda sepultada por un alud de tierra ocasionado por fuertes lluvias

Compartir

Heridas de consideración sufrieron Rubiela Marín y Jefferson Oviedo, miembros de una misma familia que por poco quedan sepultados por un alud de tierra ocasionado por las fuertes lluvias que ocurren en el departamento del Huila.

El comandante de Bomberos de Guadalupe Juan Carlos Cruz,  afirmó que hasta el hospital San Vicente de Paúl en el municipio de Garzón, fueron trasladadas estas dos personas donde se encuentran bajo observación médica.

«La montaña se vino abajo y sepultó casi toda la casa, los enseres se perdieron y por poco perdemos la vida» dijo uno de los afectados.

Hasta el lugar de los hechos llegaron las autoridades para atender esta emergencia e iniciar con las respectivas diligencias para iniciar el proceso de las respectivas ayudas.