Las emociones toxicas, un peligro que se puede prevenir

Compartir

Nuestras  emociones  están  ahí  para  ser  sentidas,  pero  no  para  dominar  nuestra vida,  ni  cegar  nuestra  visión,  ni  robar  nuestro  futuro,  ni  apagar  nuestra  energía, porque, al momento de hacerlo, se volverán tóxicas.

Sanar nuestras emociones implica prepararnos a nosotros mismos para liberarnos de  las  emociones  negativas  y  tóxicas  que,  en  definitiva,  no  nos  ayudan  a  encontrar una  solución.

Una  persona  con  emociones  tóxicas  buscará  ser  amada  a  cualquier  precio.  Sin embargo,  estar  sano  emocionalmente  no  significa  depender  de  otros  para  ser feliz, sino del amor que uno se tiene a sí mismo en primer lugar.

• Una persona con emociones tóxicas buscará la aceptación y el reconocimiento de

los demás a través de los bienes que posee. Sin embargo, estar sano consiste en saber  y  reconocer  que  somos  aceptados  por  nosotros  mismos  y  por  los  demás independientemente de lo que tengamos.

• Una persona con emociones tóxicas buscará el valor en el exterior. Sin embargo, estar sano es darse valor.

•  Una  persona  con  emociones  tóxicas  da  mucho   valor  a  las  opiniones  de  los demás.  Sin  embargo,  estar  sano  es  construir  una  imagen  de  uno  mismo afectuosa y positiva a través de palabras de automotivación.

Recuerda que lo más importante en cualquier escenario de la vida no es lo que pasa a tu alrededor, sino lo que pasa dentro de ti

Así mismo,  ten  presente  que  la  flexibilidad  es  una  herramienta  con  la  cual necesitamos  contar.  Tenemos que darnos permiso para equivocarnos, enfadarnos y llorar.  También para sentir rabia y enojo, y  para  perdonarnos,  sanarnos, recuperarnos y volver a ser felices.

Recuerda  que  somos  capaces  de  transformar  una  emoción  tóxica  a  través  de acciones positivas y debemos ser conscientes de que podemos hacerlo.

•  Es  necesario  que,  aunque  nos  cueste,  nos  dirijamos  decididamente  a  lo  que sabemos que nos hace bien y nos genera bienestar.

Y recuerda Yeimmy Charry Trujillo es tu amiga y psicóloga