Recomendacion atención y cuidado ante personas ante heridas por agresión animal

Compartir

La mordedura de un perro, gato o animal silvestre mamifero puede romper, perforar o rasgar la piel, y puede poner en riesgo la salud de las personas frente a infecciones o virus como la rabia.

Para garantizar la convivencia en un entorno saludable entre personas y animales, es indispensable que los perros y gatos cuenten con el esquema de vacunación, incluyendo la dosis contra la rabia que se debe reforzar cada año, y por ningún motivo mantener en casa bien sea libres o en cautiverio animales silvestres.

De acuerdo con el Sivigila, a semana epidemiológica número 46 se han reportado 3.123 agresiones por animales en 2020, de estas 1.155 casos se han presentado en la ciudad de Neiva, 1.545 han requerido tratamiento con vacuna antirrábica y 114, consideradas de exposición grave, fueron tratadas con suero antirrábico.

Los casos generalmente se relacionan con mordeduras de mascotas y es más probable que las agresiones se presenten en niños, viéndose afectadas zonas del cuerpo como la cara, las manos y las piernas.

Atención de heridas por mordedura o agresión animal
Las heridas pueden presentar o no sangrado, así como ruptura del tejido, moretones, desgarros graves, lesión de tendones o articulaciones. Debido al riesgo de infección es necesario actuar de inmediato y poner en práctica los “15 minutos de vida”.

“La acción 15 minutos de vida consiste en lavar la herida con abundante agua y detergente, realizando fricción para tratar de remover fluidos, repetir el lavado al menos 3 veces, así se puede disminuir la capacidad del virus de seguir avanzando en nuestro organismo” recomendó William Perdomo Flórez epidemiólogo para eventos de zoonosis de la Secretaría de Salud Departamental.

Una vez se realice la atención inicial se debe acudir al servicio médico para valoración, clasificación de la exposición y complementar el tratamiento contra la rabia, que puede incluir manejo con medicamentos y suturas de la herida.

Vacunación antirrábica humana
A partir de este 24 de noviembre se inicia la jornada de vacunación antirrábica humana, interviniendo inicialmente en lo que se ha identificado como el foco del caso de rabia humana, en la comuna 10 en el municipio de Neiva.

“El propósito es llegar a 9.000 personas que residen en la zona de riesgo y cuyas viviendas se encuentran aledañas a zonas boscosas, y así avanzar en el cierre del cerco epidemiológico” indicó Lina María Rivas, secretaria de Salud de Neiva.

El barrido de vacunación se extenderá hasta finales de diciembre, por tanto, se convoca a la comunidad a recibir con buena disposición al personal de Salud Pública y así lograr un completo abordaje de la población con posible grado de afectación.

willian Perdomo Florez Epidemiólogo para evento de zoonosis de la Secretaría de salud departamental