Declaración del Presidente @IvanDuque luego del PMU en la sede nacional de la @UNGRD.

Declaración del Presidente Iván Duque al término del PMU en la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD)

Bogotá, 16 de noviembre de 2020.

Hemos adelantado aquí en la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), un Puesto de Mando Unificado (PMU) para evaluar el impacto que ha tenido sobre nuestro país el huracán Iota.

Quiero, en primer lugar, destacar que Colombia tiene un Sistema de Gestión del Riesgo que integra al Gobierno Nacional y autoridades locales y que Colombia cuenta con un plan nacional de contingencias para enfrentar ciclones tropicales y por supuesto, también, huracanes.

Ciertamente, nosotros desde el primero de noviembre como Gobierno Nacional hemos estado monitoreando la situación que se presenta en el Caribe. Lo vimos en el caso de Eta y lo vimos en el caso de Iota.h

Desde ese momento, desde comienzos del mes de noviembre, se han tenido el sistema General y Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, analizando esta situación.

Estuvimos la semana pasada atendiendo la contingencia también en el archipiélago, en lo que tuvo que ver con el huracán Eta. Hoy hemos tenido la posibilidad de dialogar con el Gobernador de San Andrés y Providencia, y también algunas de nuestras autoridades han hablado con el señor Alcalde de Providencia.

Quiero destacar lo siguiente. Estamos ante un hecho que tiene unas características que nunca se habían visto nuestro país.

En primer lugar, en cuestión de horas, este fenómeno climático pasó de tormenta tropical a convertirse en un huracán de categoría cinco, la máxima categoría que se conoce de huracanes. Y debo decir, la primera vez en la historia de nuestro país que a territorio colombiano llega un huracán de categoría cinco, desde que existen registros oficiales.

Hasta el momento hemos venido haciendo todo el levantamiento de información de daños en San Andrés. Hemos tenido la posibilidad de conversar con el señor Gobernador. Entendemos las afectaciones de infraestructura y estamos también monitoreando con la Unidad de Gestión del Riesgo cómo vamos a obrar para enfrentar esa contingencia.

En el caso de Providencia, hemos tenido comunicación muy pobre por la afectación que hay en el sistema de telecomunicaciones. Sabemos que se puede registrar una afectación grande y por eso hemos desplegado, en este Puesto de Mando Unificado y conforme al plan de contingencias, todas las capacidades de respuesta, que empiezan por toda la capacidad logística de la Unidad de Gestión del Riesgo desde San Andrés, con nuestra Armada Nacional, con nuestra Fuerza Aérea, con nuestro Ejército Nacional, para tener la posibilidad de llegar rápidamente, tan pronto las condiciones climáticas nos lo permitan.

También estaré desplazándome personalmente, tan pronto las condiciones climáticas lo permitan, para acompañar a todo el Sistema Gestión del Riesgo y ver el daño e iniciar rápidamente un proceso de reconstrucción de infraestructura y de atención a los damnificados y a las personas afectadas.

Sin lugar a dudas, este es un reto grande que enfrenta nuestro país y también sabemos que el huracán que hoy tiene categoría cinco, se está aproximando peligrosamente a varios países de Centroamérica.

Este es un reto que lo tenemos que sortear, no solamente con toda la respuesta institucional, como lo hemos hecho, sino que también implica de parte de todos nosotros como país, un gran esfuerzo de solidaridad para atender a la población damnificada.

Esperamos desde ya la movilización de toda la capacidad nuestra de atención y he dado la instrucción de, si bien las condiciones climáticas no nos permiten llegar en este momento a Providencia, adelantar un Puesto de Mando que se acerque al lugar de afectación, por lo tanto, estaremos movilizando con el apoyo de la Armada y de la Fuerza Aérea, gran capacidad logística hacia la costa Caribe colombiana, hacia la ciudad de Cartagena.

Tenemos también articulados respuesta de buques de nuestra Armada, con material humanitario para llegar desde San Andrés a Providencia tan pronto las condiciones climáticas nos lo permitan.

Estamos buscando la mejor manera de establecer comunicación, hemos tenido herramientas satelitales, pero no hemos podido reconectarnos en las últimas horas.

Quiero decirles a todos los colombianos que aquí hay una respuesta institucional y estaremos, tan pronto estas circunstancias nos los permitan, llegando con toda nuestra capacidad para atender a los damnificados, enfrentar los retos que nos trae este hecho de la naturaleza y, por supuesto, iniciando rápidamente un proceso de reconstrucción de toda la infraestructura afectada.

Yo quiero destacar que todas las autoridades, desde el mes de mayo, han venido preparando todo lo que es al plan de contingencias frente a huracanes y ciclones tropicales.

También quiero destacar que se han adelantado más de 15 puestos de mando unificado, y destacar, también, que con el Gobernador de San Andrés hemos tenido una respuesta anticipada en tener la capacidad de llegar con ayuda humanitaria cuando se presentan estos hechos.

Con esto, quiero darles la palabra a varios de mis compañeros de Gobierno, pero indicándole a todo el país que estamos prestos, tan pronto las condiciones nos lo permitan, a llegar al territorio de Providencia, darle respaldo a la comunidad, acompañarlos en estos momentos difíciles, sortear la atención de las personas afectadas e iniciar rápidamente un proceso de reconstrucción.

Quiero darle entonces la palabra al señor Ministro de Ambiente, al doctor Carlos Correa, quien ha estado con el Ideam haciendo seguimiento de esta tormenta tropical convertida en huracán categoría cinco, para que informe al país sobre las medidas y los informes que se han adelantado en los últimos días y sobre los pasos a seguir para restablecer toda la respuesta humanitaria conforme las condiciones climatológicas.

(…)

Quiero cerrar esta declaración diciendo lo siguiente: Los hechos de la naturaleza, como los huracanes categoría cinco, han sido inclementes en muchos lugares del Caribe, recordamos lo que hace unos años fue el huracán Andrew y también recordamos el hecho del huracán Katrina.

En nuestro país nunca se había visto un huracán de esta categoría en su historia, desde que existen registros oficiales.

Esto empezó como una tormenta tropical y en cuestión de horas adquirió esa condición en un hecho también sin precedentes.

Hemos tomado todas las medidas del Sistema de Gestión del Riesgo, para enfrentar una contingencia como la que se vivió en el año 2005 en nuestro país, también en Providencia, en el Archipiélago, pero con más severidad en Providencia.

Esta circunstancia es mucho mayor; y por lo tanto, aquí estamos como instituciones prestos a dar toda la respuesta necesaria una vez se retomé la posibilidad de llegar por vía marítima y aérea a Providencia.

Esperamos restablecer comunicación pronto y esperamos de manera muy clara, que toda la capacidad de respuesta nos permita abordar una reconstrucción rápida de toda la infraestructura afectada y la atención de las personas damnificadas y de quienes se hayan visto afectados físicamente por esta situación.

También, reiteramos nuestro llamado a la solidaridad de todo el país frente a este hecho sin precedente y también expresamos nuestra solidaridad a los países que estarán enfrentando la condición de huracán grado cinco, tipo cinco, que están en las proximidades de las costas de Nicaragua y Honduras, porque sabemos de la severidad que trae esta situación.

Como colombianos, todos, vamos a responderle a Providencia, como Presidente de Colombia estaré personalmente tan pronto se restablezca la condición, estaré allí y estaré liderando con todo el equipo de Gobierno una respuesta rápida inmediata efectiva y solidaria.

Estamos con todo el despliegue capacidades y he ordenado que nos movamos hacia ese Puesto de Mando adelantado en la ciudad de Cartagena, con toda la capacidad logística que nos permita tener la mejor respuesta posible.

Con esta información y con este balance, nosotros damos por cerrado este Puesto de Mando Unificado y estaremos desplazándonos en las próximas horas a este siguiente paso, dónde nos adelantamos a la situación del daño y donde esperamos rápidamente, también, que nuestra respuesta sea sentida efectivamente por la comunidad.

Muchísimas gracias

(Fin/svc/cr/bco)