IDEAM advierte sobre nueva onda tropical que podría afectar una vez más a San Andrés y al Caribe colombiano

Lluvias, tormentas eléctricas, fuertes vientos y oleaje por encima de lo normal, son algunos de los efectos del nuevo fenómeno.

• Especial atención debe ponerse en los departamentos de Guajira, el norte del Cesar, Magdalena, Bolívar, los Santanderes, Boyacá, Cundinamarca y los Llanos Orientales. 

• Alerta sobre las cuencas altas y media del río Bogotá por intensas lluvias que incrementaron su nivel y se pueden presentar inundaciones. 

El Instituto de Meteorología, Hidrología y Estudios Ambientales (IDEAM) confirmó la posibilidad de que una nueva onda tropical afecte al Caribe colombiano, incluyendo al archipiélago de San Andrés, Providencia, Santa Catalina y los Cayos. 

La onda tropical, llamada Lota, se desplaza desde el oriente y avanza hacia territorio colombiano, trayendo consigo abundante nubosidad, precipitaciones, actividad eléctrica y vientos localmente fuertes. 

El IDEAM reportó que el Centro Nacional de Huracanes, de Estados Unidos, reportó que el sistema, que se encuentra sobre las Antillas Menores, tiene una probabilidad del 70% de convertirse en ciclón tropical, durante los próximos cuatro días.

El Instituto señaló además que con el avance de Lota se registrará el aumento de las lluvias, de la intensidad del viento y del oleaje en amplios sectores del mar Caribe colombiano, incluyendo al Archipiélago de San Andrés, y sus cayos Roncador, Quitasueño, Serrana y Serranilla.

“Se recomienda tener especial atención en las zonas de alta pendiente ubicadas en los departamentos de La Guajira, el norte del Cesar, Magdalena, Bolívar, Atlántico, Sucre, Córdoba, Antioquia, Santander, Norte de Santander, Boyacá, Cundinamarca, el occidente de Arauca, Casanare, Meta, Chocó, Risaralda, Caldas, Quindío, Chocó y Valle del Cauca, ante posibles deslizamientos de tierra y crecientes súbitas”, declararon fuentes del IDEAM.

De acuerdo con la entidad, las aguas del Caribe siguen con temperaturas por encima de lo normal, y ante el enfriamiento del Pacífico y la presencia del Fenómeno de la Niña, se dan las condiciones favorables para que los vientos en la zona tengan baja cizalladura, es decir la diferencia en la velocidad del viento o su dirección entre dos puntos en la atmósfera terrestre. De esta diferencia depende la severidad de las tormentas. 

Si se llega a formar, Lota sería la tormenta tropical número 30 en la hiperactiva temporada de este año. Nunca antes se había nombrado una depresión, onda, tormenta ni huracán, con esta letra del alfabeto griego.