Tres personas detenidas por tener cuentas pendientes con la justicia

Compartir

En cumplimiento al Plan Choque “Construyendo Seguridad” y en el marco de la campaña “Somos Uno. Somos Todos”, uniformados de la Policía Metropolitana de Neiva en las últimas horas lograron, en tres casos aislados, la captura de 3 personas, quienes eran requeridos por orden judicial.

El primer resultado operativo se presenta cuando uniformados del Cuadrante 2 del CAI Cándido, en desarrollo de planes de control, prevención, registro y solicitud de antecedentes, logran la captura en la carrera 6 W con calle 42 de Alejandro Trujillo Laguna de 46 años de edad, residente en el barrio Camilo Torres, quien, verificado su documento de identidad, registra orden de captura vigente por el delito de Lesiones Personales Dolosas Agravadas, emanada por un juzgado del municipio de Teruel, con el fin de cumplir condena de 6 años por el delito en mención.

Esta persona fue presentada ante la autoridad requirente, quien determino enviarlo con medida de aseguramiento a la cárcel de Rivera.

La segunda captura la realizan nuestros uniformados del cuadrante 31 del CAI Galindo al norte de la ciudad, cuando en la carrera 7 con calle 86 del barrio Luis Ignacio Andrade y gracias a información de la ciudadanía, interceptan a Michael Steven Javela Segura, “Borracho” de 26 años de edad, residente en este mismo barrio, quien, verificado su documento de identificación, presenta orden de captura vigente por el delito de Hurto Calificado.

Esta persona fue presentada ante autoridad competente con el fin de revocar la medida de detención domiciliaria, e imponer medida de aseguramiento en establecimiento carcelario.

De la misma forma y no menos importante, personal del cuadrante 10 del CAI Leesburg en la carrera 7 con calle 21, en desarrollo de planes de control, logran la captura de Leonardo Fabio Llanos Ocampo, de 37 años, residente en el barrio Las Palmas, quien es requerido por el delito Fabricación, tráfico o Porte de armas de fuego y municiones.

Esta persona es requerida con el propósito de cumplir condena de 4 años y 6 meses de prisión.

Es necesario acotar que este individuo se transportaba por el sector centro de la ciudad en una motocicleta que tenía la placa de identificación cubierta con un tapabocas, lo cual llamo la atención de los uniformados por cuanto es una de las modalidades que utilizan los delincuentes para no ser identificados en el momento de la comisión de un hecho punible.

Así las cosas, fue dejado a disposición de la autoridad que lo requiere, quien en las próximas horas definirá su situación jurídica.