Queremos ser reconocidos como un país de talento, como una potencia cultural y creativa”

Compartir

• En reunión de Pactos por el crecimiento con el sector de economía naranja,  dijo que se está trabajando, con el Ministerio de Educación, para lograr mejores cualificaciones en esta industria.• También se revisó el Pacto con el sector de la palma, con miras a reconfigurarlo como una cadena.

La Vicepresidente Marta Lucía Ramírez reafirmó la apuesta del Gobierno Nacional por la economía naranja, y el apoyo al sector para superar los impactos de la pandemia. En mesa sectorial de los Pactos por el Crecimiento,la alta funcionaria llamó al sector a crear un plan con metas puntuales, en aras de retomar la senda de crecimiento para convertir a Colombia en referente cultural, con calidad exportadora.
“Tenemos que trabajar con esa visión de largo plazo, sabiendo la responsabilidad enorme que tenemos en los dos años que nos quedan, de dejar muy consolidada esta hoja de ruta, de todo este sector de la economía naranja, hacia el crecimiento, la generación de empleo, la exportación de estos servicios y productos, la generación de divisas nacionales y el reconocimiento de nuestro país, como un país de talento, de creatividad, como esa potencia cultural que todos sabemos que debemos ser y queremos ser”, señaló.
Aunque el COVID-19 impactó con fuerza a este sector, por las restricciones de bioseguridad, el distanciamiento social y la cancelación de eventos, la alta funcionaria destacó el acompañamiento que se ha hecho desde el Gobierno para garantizar el acceso a las líneas de financiación y alivios tributarios, e invitó a mirar hacia adelante con optimismo para asegurar la recuperación.
“Debemos cumplir con unas mejores cualificaciones para la gente que podría encontrar en este sector una oportunidad laboral. Por esa razón, con el Ministerio de Educación estamos trabajando para lograr ese 100% en el tema de la construcción del catálogo de cualificaciones para sus trabajadores. Queremos, a través de estos Pactos, generar condiciones más atractivas para que vayamos avanzando hacia una economía de servicios, de creatividad, de conocimiento, donde tenemos un potencial enorme”, enfatizó.
En esta misma línea, se comprometió a trabajar, en materia de compras públicas, “para lograr pliegos tipo en lo que tiene que ver con la creatividad, porque queremos que Colombia sea una potencia en este campo”.
Entre los logros más relevantes de esta industria están la elaboración del documento final de la Política Integral de Economía Naranja; la reglamentación de la Ley Naranja); la elaboración del documento CONPES de Política de Propiedad Intelectual, la exención de renta para empresas de la economía naranja; el trabajo con los diferentes clusters naranja, para ampliar el conocimiento y la información sobre el portafolio y herramientas de financiamiento que tiene Bancóldex a disposicion de las ICC; la extensión por 10 años de la vigencia del Fondo Fílmico y la creación del Certificado de Inversión Audiovisual, entre otros.
Pacto con el sector de la palma
La Vicepresidente también se reunió con el sector de la palma que, a pesar del confinamiento se ha mantenido estable. Juan Camilo Montes, de la Cámara de alimentos de la ANDI, sostuvo que se incrementó en más del 30% la compra de aceite de palma como materia prima nacional. “El portafolio de la industria de alimentos también sigue avanzando para responderle de forma clara al consumidor, en cuanto a las características de estos aceites en calidad nutricional, así como perspectivas tecnológicas para la producción de otro tipo de alimentos”, dijo.
En este contexto, la Vicepresidente invitó a pensar el sector como una cadena, con proyecciones más ambiciosas. “Es un sector que tenemos que ver, no solamente desde su dimensión agrícola, sino también su impacto en la industria de alimentos: de grasas, aceite. Allí tenemos grandes capacidades y potencial para el crecimiento y la generación de empleos en nuestro país, al igual que en esa otra dimensión relacionada con biocombustibles”, indicó.
La visión de los Pactos por el Crecimiento es cruzar fronteras con este producto. “Ver de qué manera podemos seguir con este eslabonamiento del sector de la palma, que nos genere crecimiento de otras partes de esta cadena de producción, y podamos tener un mayor dinamismo exportador y mayor crecimiento en los empleos”, puntualizó.
Para ello, se comprometió con la expedición de la reglamentación necesaria para declarar la pudrición del cogollo como una enfermedad de interés nacional y a trabajar conjuntamente con el sector para combatir la deforestación en la Amazonía colombiana. 
Este sector ya tiene logros importantes como el desarrollo de líneas de crédito para atender situaciones fitosanitarias de los cultivos en lo preventivo, curativo y renovación; la articulación entre la Policía Fiscal y Aduanera y el gremio, para enfrentar la situación de contrabando de aceite crudo y refinado en zonas de frontera; y la inclusión del criterio de aceite de palma colombiano al interior de Acuerdo Marco de Compras públicas de Colombia Compra Eficiente para Catering, entre otros