La OMS hace un llamado de atención a la población que hasta inicios del 2021 será vacunados

En esta semana se conocieron los avances de varias vacunas, encabezadas por la de la Universidad de Oxford y AstraZeneca que dio a conocer unos primeros resultados.

El funcionario señaló que a pesar de los estragos de la pandemia no se pueden tomar riesgos con respecto a la seguridad de la salud de las personas por lo que las vacunas necesitan superar todas las medidas necesarias.

“Estamos apurando las cosas todo lo que se puede, pero esto no significa bajo ninguna circunstancia que vamos a tomar atajos en lo referido a la seguridad”, agregó el funcionario.

Mike Ryan, director de Emergencias Sanitarias de la OMS, manifestó que los resultados que se han producido hasta ahora con las vacunas apuntan a que no sean utilizados en la población general hasta “la primera parte de 2021”,

Otro de los cuestionamientos que expresó la especialista es que hay que establecer el tiempo de inmunización que generan las vacunas y este proceso toma tiempo.

Los laboratorios estadounidenses Pfizer, Merck y Moderna dijeron el martes que, en caso de lograr la vacuna contra el nuevo coronavirus, no la venderán a precio de costo, durante una audiencia en el Congreso de Estados Unidos.

Esta compañía de biotecnología ha desarrollado una de las vacunas experimentales más avanzadas, cuyos ensayos de fase 3 comenzarán la próxima semana en 30.000 voluntarios.

Varias compañías han recibido subvenciones de cientos de millones de dólares del gobierno de Estados Unidos u otros países, pero estos acuerdos no siempre vienen con cláusulas que limitan el precio máximo de las dosis.

“No venderemos al costo”, dijo el presidente de Moderna, Stephen Hoge, en respuesta a una pregunta de un congresista.

Por el contrario, Johnson & Johnson y AstraZeneca se han comprometido a vender inicialmente sus vacunas sin obtener ganancias y AstraZeneca, en el desarrollo de las vacunas más avanzadas en este momento, ya está en ensayo de fase 3, y firmó un contrato por 1.200 millones de dólares con la agencia Barda del gobierno de Estados Unidos, que prevé la entrega de 300 millones de dosis a precio de costo.

La Unión Europea firmó un contrato similar en junio. Sin embargo, la OMS ha hecho un llamado y señalando que aún falta tiempo para que estas vacunas sean utilizadas.