En Reino Unido problemas de Inundaciones y caos por la tormenta Dennis

Compartir

El domingo, 75 soldados del Regimiento Real de Escocia fueron enviados al valle de Calder, en Yorkshire (norte de Inglaterra) para ayudar a la Agencia del Medio Ambiente a instalar defensas improvisadas en algunas zonas bajo amenaza de inundaciones.

Esta zona del norte de Inglaterra ya había quedado afectada por Ciara, la fuerte tormenta del fin de semana.

La Agencia de Medio Ambiente informó de que el río Ouse, en York, llegó el domingo a su nivel más alto y se puede desbordar el lunes dado que el Servicio Meteorológico ha anticipado más lluvias para hoy.

Cinco de las 300 alertas corresponden a Inglaterra y han sido catalogadas como “graves”, lo que implica que hay peligro de vida para sus habitantes, después de que se registrasen en 48 horas lluvias equivalentes a un mes de precipitaciones.

Las zonas más afectadas han sido Yorkshire (norte de Inglaterra) y el sur de Gales, donde algunos residentes, junto a sus mascotas -perros y gatos-, debieron ser evacuados en botes, mientras que debieron cancelarse numerosos servicios de trenes y autobuses.

Un portavoz del Servicio de Bomberos del sur de Gales dijo hoy que la pasada noche recibieron más de mil llamadas de urgencia, algo “sin precedentes”, situación que calificó de “increíble”.

El Servicio Meteorológico británico ha advertido de fuertes vientos para hoy en Escocia, Irlanda del Norte y gran parte de la costa galesa y el suroeste de Inglaterra, lo que puede añadir más problemas a los ya experimentados por sus habitantes.

LOS TRANSPORTE:

Unos 300 vuelos debieron cancelarse el fin de semana en el Reino Unido, varios de ellos en el aeropuerto londinense de Heathrow. Entre las aerolíneas que decidieron cancelar o modificar los planes de vuelos figuran easyJet y British Airways (BA), medidas que afectaron los planes de viaje de más de 40.000 pasajeros.

Varias carreteras y autopistas permanecen cortadas en Staffordshire y Nottinghamshire (Inglaterra) y en Powys y Monmouthshire (Gales), así como algunas áreas de Escocia. Las compañías de ferrocarriles CrossCountry, Great Western Railway, Merseyrail, Northern, South Western Railay, Transport for Rail y Scotrail comunicaron que sus servicios -que conectan diversas localidades entre Inglaterra, Gales y Escocia- han resultado afectados por las lluvias torrenciales del domingo.