Bebidas que impiden deshacerse de la grasa abdominal

Compartir






El problema de tener “pancita” no radica sólo en un elemento estético: los rollitos en la parte media del cuerpo condicionan a sufrir enfermedades como diabetes, hígado graso y padecimientos cardiovasculares.

Las bebidas endulzadas con azúcar, fructuosa o edulcorantes engañosos sin calorías son una de las principales razones por las que los “rollitos” de la cintura y la espalda no se van. Beber azúcar de esta forma hace que el hígado acumule grasa a su alrededor, algo que afecta su funcionamiento e impide la descomposición efectiva del azúcar. Y no confíes en las etiquetas que dicen “sin azúcar añadida” o “con azúcar natural”; de cualquier manera, esas bebidas suelen contener grandes cantidades de azúcar que introducirás fácilmente en tu cuerpo, pero de las que no podrás deshacerte tan fácilmente.

Beber alcohol en exceso está directamente relacionado con la acumulación de grasa alrededor de la cintura. Si bien una vez al año no hace daño, es necesario revisar tus patrones de consumo de alcohol si quieres deshacerte de esa “pancita”. Una copa de vez en cuando puede no ser tan nociva si tienes una dieta equilibrada y realizas actividad física, pero emborracharte cada fin de semana y no cuidar tu estilo de vida es el camino seguro hacia la obesidad central. Un jugo natural de fruta contiene vitaminas y minerales importantes para la nutrición, pero si lo bebes 30 minutos después de haberlo preparado, estarás consumiendo básicamente azúcar. Ningún jugo será natural a menos que lo saques de la misma fruta y lo consumas al momento. Hasta el jugo embotellado con la etiqueta “más natural” que encuentres tendrá cierta concentración de azúcar y conservadores que se acumularán directamente en tu vientre. Entonces vale la pena preguntarte si no es más sencillo y más sano consumir la fruta en su estado natural en lugar de ponerla en un vaso.