Trastornos del sueño por insomnio y somnolencia diurna excesiva

Compartir

El insomnio es la dificultad para conciliar el sueño y permanecer dormido, el despertar temprano o la sensación de que el sueño no tiene un carácter reparador.

La somnolencia diurna excesiva es la tendencia a quedarse dormido durante las horas normales de la vigilia.

Los trastornos del sueño pueden ser causados por factores del interior del cuerpo (intrínsecos) o del exterior de éste (extrínsecos).

El sueño se ve alterado por ciertos comportamientos que Incluyen:

  • Consumo de cafeína o de agentes simpaticomiméticos u otros agentes estimulantes (en general, cerca de la hora de dormir, pero incluso por la tarde en los individuos que son particularmente sensibles).
  • Ejercicio o excitación (p. ej., un programa de televisión que emociona) tarde en la noche
  • Un horario irregular de sueño-vigilia

Los pacientes que compensan la pérdida de sueño levantándose tarde o tomando una siesta fragmentan más su período nocturno.

Los insomnes deben atenerse con regularidad al momento fijado para despertarse y evitar las siestas, sea cual fuere el tiempo que dure su sueño nocturno.

La mayoría de los trastornos mentales del sueño pueden producir insomnio y somnolencia diurna excesiva. Alrededor del 80% de los pacientes con depresión mayor informan estos síntomas. Por el contrario, el 40% de aquellos con insomnio crónico tienen un trastorno mental grave, principalmente un trastorno del estado de ánimo.

Los pacientes deprimidos pueden sufrir problemas al inicio del sueño o un insomnio del mantenimiento del sueño. A veces, en la fase depresiva del trastorno bipolar y en el trastorno afectivo estacional, el sueño se ve interrumpido pero los pacientes refieren una fatiga diurna que no remite.