Cómo convertirte en piloto de drones, una profesión con mucho futuro

Compartir

El pilotaje de drones es una buena muestra sobre cómo la tecnología modifica el mercado laboral creando nuevas oportunidades profesionales. Ser piloto de drones es una profesión con mucho futuro. Te contamos cómo convertirte en piloto de drones.

¿Te gusta pilotar drones? Antes, esta afición solo te servía como hobby, bien para disfrutar en tus ratos libres o bien para obtener fotos aéreas espectaculares de los paisajes. 

No obstante, hoy en día ser piloto de drones se ha convertido en una profesión con mucho futuro. El motivo no es otro que las aeronaves no tripuladas son muy versátiles y resultan de gran utilidad en diferentes ámbitos, por lo que cada vez se demandan más profesionales capaces de manejarlas en todo tipo de circunstancias. 

Entre las aplicaciones más demandadas para el uso de drones de forma profesional se encuentran la agricultura, la seguridad industrial e ingeniería civil, la industria audiovisual y cinematográfica, sistemas de prevención, detección y vigilancia e incluso en tareas de salvamento.

Como norma general, el dron ha supuesto la alternativa para muchas situaciones en las que anteriormente era necesaria la intervención de un helicóptero, pero que ahora pueden realizarse con estas aeronaves no tripuladas con un coste muy inferior.

Sin embargo, para ejercer el pilotaje de drones de forma profesional no basta con comprar un buen equipo y ponerse a volar drones. Es necesaria una determinada formación como piloto de drones y contar con una serie de licencias y permisos de vuelo de drones otorgadas por autoridades y organismos competentes.

No es un juguete, es una aeronave

Aunque habitualmente todos los llamamos drones, en realidad su nombre específico es RPAS (siglas en inglés de Remotedly Piloted Aircraft System) y están considerados como aeronaves de uso civil como lo podría ser un helicóptero, un ultraligero o un globo aerostático.

De hecho, la formación básica necesaria para pilotar un RPAS o cualquier otra aeronave de uso civil con un peso inferior a los 150 kg prácticamente la misma, y debe estar homologada por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) y por el Ministerio del Interior.

Piloto de drones, una profesión con mucho futuro

Según datos de la Comisión Europea, se espera que hasta 2035 el sector del pilotaje de drones y actividades relacionadas generará unos 100.000 empleos directos e indirectos, por lo que nos encontramos ante un nuevo mercado de oportunidades profesionales.

El uso de drones está cada vez más extendido en disciplinas de lo más variado. Tanto que incluso se están incorporando en las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado desarrollando tareas de prevención y extinción de incendios, control de masas u operaciones de salvamento.

Según un barómetro del sector de pilotos de drones publicado en 2016, cuatro de cada diez profesionales son autónomos y gestiona su propia cartera de clientes, mientras que el resto se ha incorporado (o ya formaba parte) de empresas que incorporan el pilotaje de drones entre las habilidades necesarias para desarrollar una determinada actividad.

De todos ellos, el 45% de los pilotos de drones desarrollan actividades relacionadas con la captación de fotografías, filmaciones u obtención de material audiovisual.

(Fuente: Computerhoy)