Más que cenizas, 265 especies quedan en riesgo por los incendios producidos en la Amazonía.

Compartir

Como consecuencia de los incendios producidos en la Amazonía, se han consumido 24,944 km² de bosques, cuatro veces más que el año 2018. La WWF advirtió sobre el riesgo de más de 265 especies que se encuentran
en riesgo.

Según el dato arrojado por la WWF, en la Amazonía habitan 30.000 especies de plantas que representan el 30% de todas las plantas de América del Sur. Generalmente se piensa más en las especies terrestres que sufrieron grandes daños, pero las especies acuáticas evidentemente sufren enormes consecuencias, pues ellas dependen de la calidad de aguas que existen en los bosques de las zonas ribereñas, sin dejar de menciona los cuerpos de agua que desaparecen por completo o parcialmente por los incendios y posteriormente el efecto que causan las cenizas.


Además del riesgo de las especies, los efectos consecuentes como la erosión de los suelos, la sedimentación de los ríos, se evidencian brutalmente.
 

Deja una respuesta