La cistoscopia, procedimiento para examinar el interior de la vejiga

Compartir

La cistoscopia es un procedimiento de diagnostico especifico que permite al medico examinar el interior de la vejiga y la uretra del paciente.

SIGNOS DE ALERTA

  • Fiebre mayor de 38 grados (medida con termómetro)
  • Ardor intenso al orinar
  • Dificultad para orinar o retención de orina
  • Coágulos de sangre por la orina
  • Dolor intenso abdominal
  • Deterioro del estado en general

La uretra es el tubo que drena la orina desde la vejiga al exterior del cuerpo. Es importante saber que todo el examen se hace usando un instrumento de observación llamado cistoscopio, un tubo delgado, liso, equipado con una luz brillante y lentes.

La manera de introducir el cistoscopio varía, pero el examen es el mismo. La elección del tipo de cistoscopio que el medico utilice depende del propósito del examen. El procedimiento generalmente toma aproximadamente 20 minutos. Se introduce un líquido a través de la uretra, se aplica un anestésico en forma de gel, que recubre su interior, sin usar ninguna aguja. Luego se introduce el cistoscopio a través de la uretra hasta la vejiga.

A través del cistoscopio, se hace fluir agua a una solución salina para llenar la vejiga. A medida que esto sucede, se le solicitara que describa la sensación y su respuesta revelara información acerca de su afección. A medida que el líquido llena la vejiga, la pared vesical se estira, lo cual le permite al medico observarla en su totalidad.

Cuando la vejiga está llena, usted sentirá la necesidad de orinar; sin embargo, esta debe permanecer llena hasta completar la evaluación.  Usted puede sentir una ligera molestia con el paso del cistoscopio a través de la uretra hasta la vejiga. Así mismo, usted experimentara una fuerte y molesta necesidad de orinar cuando la vejiga este llena.

  • La toma de cualquier medicamento debe ser consultada con el médico.
  • Siempre se debe de informar al medico si se padecen alergias o intolerancias a medicamentos.

Cuidados o medicas que se deben adoptar antes y después de su realización:

  • Después de su realización el paciente generalmente puede desplazarse a su domicilio.
  • Beber de 4 a 6 vasos de agua al día después de la cistoscopia.
  • Durante los 2-3 días siguientes a la realización del examen, puede presentar molestia al orinar, sensación de ganas de orinar muy frecuentes, ligero sangrado en la orina, dificultad para orinar, fiebre etc., se debe de acudir al centro especializado de urología para identificar rápidamente una posible complicación.

Deja una respuesta