Los cambios de clima alteran la producción de proteínas.

Compartir

Los cambios drásticos de clima, generalmente de clima caliente o cálido a clima frío, producen estrés hipóxico que consiste en la disminución de oxígeno en la sangre.

Camila Andrea González Quiroga, magíster en Ciencias Bioquímicas de la Universidad Nacional de Colombia, explicó que la reducción de oxigeno  que sucede al estar en zonas de mayor altitud conduce a reacciones en las células de los diferentes tejidos del cuerpo humano. El aclimatarse en zonas con estas características, hace que el cuerpo cambie la producción de proteínas involucradas en la producción de tejido óseo y sanguíneo.

La aclimatación  en altitudes iguales o superiores a (2.600 msnm), conlleva a una hipoxia hipobárica es decir la disminución de oxígeno en los tejidos corporales. Estas disminuciones ocasionan en muchos casos enfermedades como edemas cerebrales y pulmonares.

La investigadora, relató el experimento realizado con algunos estudiantes que viajaban de clima frío a clima caliente y viceversa, por lo que encontró que al viajar a climas con altitudes altas; y al aclimatarse en zonas frías, produjeron estrés hipóxico. Los resultados al tomar muestras de sangre, fueron que al presentarse el estrés, la bioquímica de la hemoglobina que lleva el oxígeno a los diferentes tejidos, no lleva el suficiente gas a los mismos, haciendo que 50 proteínas no funcionen de la manera correcta o regular.

En el experimento también se dedujo que las mujeres son más tolerantes a estos cambios que los hombres por las altas concentraciones de hemoglobina y hematocritos que contienen las células en los masculinos.

Deja una respuesta