[Audio] La tos ferina o tos convulsiva es una infección que se puede prevenir

Es una enfermedad bacteriana altamente contagiosa que ocasiona una tos violenta e incontrolable que puede dificultar la respiración. A menudo se escucha un sonido “convulsivo” profundo cuando la persona trata de inspirar.

En el país, la vacuna contra difteria, tos ferina y tétanos (DPT) forma parte del Programa Ampliado de Inmunizaciones, a través del cual los niños reciben sus primeras vacunas de forma gratuita. Sin embargo, es importante que todos los cuidadores, papás, abuelos, nietos, tíos, profesores y toda la población que se familiarice, sepan cómo prevenir la enfermedad.

Causas

La tos ferina o tos convulsiva es una infección de las vías respiratoria altas. Es causada por la bacteria Bordetella pertussis. Es una enfermedad grave que puede afectar a personas de cualquier edad y causar discapacidad permanente en los bebés e incluso la muerte.

Cuando una persona infectada estornuda o tose, pequeñas gotitas que contienen la bacteria se mueven a través del aire. La enfermedad se propaga fácilmente de una persona a otra.

Síntomas

Los síntomas iniciales son similares a los del resfriado común. En la mayoría de los casos, se presentan aproximadamente una semana después de la exposición a la bacteria.

Los episodios graves de tos comienzan alrededor de 10 a 12 días más tarde. En los bebés y niños pequeños, la tos a veces termina con un “estertor”, sonido que se produce cuando la persona trata de tomar aire. Este estertor es raro en bebés menores de 6 meses de edad y en niños más grandes y adultos.

Los episodios de tos pueden llevar al vómito o a una breve pérdida del conocimiento. Siempre se debe pensar en la posibilidad de tos ferina cuando se presenta vómito con tos. En los bebés, los episodios de asfixia y de pausas largas en la respiración son comunes.

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta