¡Alerta de brote de sarampión en todo mundo!

Compartir

Los brotes de sarampión continúan propagándose rápidamente en todo el mundo, lo que supone que “millones de personas en todo el mundo en riesgo de contraer la enfermedad”, según los últimos informes preliminares, “provisionales e incompletos”, proporcionados este mes desde los sistemas de vigilancia de los distintos países a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Así, para el período del 1 de enero al 31 de julio de 2019, 182 países han noticiado 364.808 casos de sarampión. Para este mismo período del año pasado, se reportaron 129.239 casos de sarampión de 181 países. No obstante, la organización internacional advierte de que el número real de casos es considerablemente mayor que los reportados a través de los sistemas de vigilancia debido a la falta de información. Concretamente, estima que a nivel mundial se informan menos de 1 de cada 10 casos.

Por otro lado, para el período actual de 2019, la Región de África de la OMS ha registrado un aumento del 900%, es decir, un aumento de 10 veces-; la Región de Europa del 120%, lo que supone un aumento de más del doble; la Región del Mediterráneo Oriental del 50%, significa aumento de 1,5 veces; la Región del Pacífico occidental un 230%, lo que supone un triple aumento; mientras que la Región de Asia Sudoriental y la Región de las Américas registraron una disminución del 15% en los casos notificados.

Falta de vacunación

Los brotes más grandes se producen en países con baja cobertura de vacunación contra el sarampión, actualmente o en el pasado, lo que ha dejado a un gran número de personas vulnerables a la enfermedad. Al mismo tiempo, se están produciendo brotes prolongados incluso en países con altas tasas nacionales de vacunación.

Esto resulta de las desigualdades en la cobertura de la vacuna, y las brechas y disparidades entre las comunidades, las áreas geográficas y entre los grupos de edad. “Cuando suficientes personas que no son inmunes están expuestas al sarampión, puede propagarse muy rápidamente”, señala la OMS.

Las razones por las cuales las personas no se vacunan varían significativamente entre las comunidades y los países, señala la OMS. Los motivas van desde la falta de acceso a servicios de salud o vacunación de calidad, conflictos y desplazamientos a la información errónea sobre las vacunas o poca conciencia sobre la necesidad de vacunar.

“El sarampión se puede prevenir casi por completo con dos dosis de la vacuna contra el sarampión, una vacuna segura y altamente efectiva. Se necesitan altas tasas de cobertura de vacunación (95% a nivel nacional y dentro de las comunidades) para garantizar que el sarampión no se pueda propagar”.

Deja una respuesta