Migrantes venezolanas y colombianas retornadas tienen derechos en salud.

Compartir

Según el último censo que se realizó en el municipio de Neiva, se estima que existen 1.493 personas; de las cuales 789 fueron mujeres y 704 hombres.

Se conoció que 74 mujeres venezolanas están en embarazo. 21 de ellas se encuentran entre 4 y 6 meses de gestación, 26 están entre 7 y 9 meses, y 20 mujeres a la fecha ya han dado a luz.

Las mujeres en estado de embarazo tienen derecho a la salud en Colombia. En el caso de las migrantes venezolanas y las colombianas retornadas, estos son los servicios a los que pueden acceder:

  1. En caso de urgencia, tienen derecho a recibir atención médica que garantice su vida.
  2. Sin importar su estatus migratorio, venezolanas y colombianas retornadas tienen derecho a atención prenatal y del parto. En caso de urgencia después del parto, también pueden recibir atención.
  3. Si alguno de los padres de la mujer gestante es de Colombia, ella tiene derecho a la nacionalidad colombiana
  4. Ante la sospecha de una infección de transmisión sexual, las mujeres migrantes tienen derecho a la atención que les permita obtener un diagnóstico certero.
  5. Las colombianas retornadas o venezolanas con Permiso Especial de Permanencia (PEP) deben solicitar la aplicación de la encuesta del Sisbén y afiliarse al Sistema General de Seguridad Social. Así pueden acceder a todos los servicios de salud del sistema colombiano.

Las migrantes irregulares pueden acceder a la orientación que brinda la Defensoría del pueblo. Allí podrán exponer su caso y recibir información sobre el proceso que deben seguir para obtener atención médica.

Las venezolanas o colombianas retornadas que son víctimas de violencia de género, bien sean verbal, física o psicológica, tienen derecho a recibir acompañamiento y atención. En caso de violencia sexual, que no solo se refiere a violación, las mujeres deben ser protegidas sin importar su nacionalidad o situación migratoria. Estos son los servicios de salud a los que tienen derecho:

  1. Atención de urgencias en salud mental y física.
  2. Diagnóstico clínico integral.
  3. Medicamentos y procedimientos para evitar infecciones de transmisión sexual, incluyendo VIH
  4. Anticoncepción de emergencia (antes de que pasen 72 horas del hecho).
  5. Asesoría frente al derecho de interrupción voluntaria del embarazo.
  6. Orientación a la familia.
  7. Remisión a autoridades competentes para protección y justicia.

Deja una respuesta