La cultura Ambiental se desarrolla desde las aulas escolares, una idea para cuidar de ella planto el colegio y la universidad Pontificia Bolivariana, Colombia

Huertas orgánicas, compostaje, siembra de árboles nativos, lombricultura, mariposarios y separación de residuos son algunos de los proyectos que adelantan las instituciones que hoy se preocupan más por generar conciencia en las comunidades educativas, esta es la idea del colegio y la universidad Pontificia Bolivariana.

Para contrarrestar esta tendencia son muchos los compromisos desde los entes gubernamentales, pero ¿qué estrategias se puede implementar desde las instituciones educativas?

Se trata de estrategias que apuntan a no quedarse solo en actividades, sino a generar procesos de participación donde el ser humano aprenda a convivir con el medio ambiente, según destaca Lina Yohana Henao López, docente del Colegio El Triángulo. En esta institución, por ejemplo, a través del proyecto de lombricultura, los estudiantes generan el compos que sirve de abono para el cultivo de aguacates, que posteriormente se aprovechan para la elaboración de productos para el cuidado del cabello y la piel o para venderlos a la industria.

Las ecohuertas también son cada vez más comunes. En el Colegio Universidad Pontificia Bolivariana, por ejemplo, cada grado tiene asignada una cama de cultivo en la que se plantan productos como cebolla de huevo, tomate, lechuga, remolacha, pimentón, brócoli, rábano, acelga y plantas aromáticas.

Pequeñas acciones que involucran a padres de familia, estudiantes y a toda la comunidad educativa y que generan conocimiento, contacto con la naturaleza y un alto impacto en el medio ambiente.

Unos se encargan de los patos, otros de los animales de la quebrada, de recoger las plantas aromáticas o de las gallinas ponedoras, así cada uno aporta su granito de arena, explica Diana María Mena Hurtado, directora académica del Preescolar. En el Preescolar Carrizales se promueve el cuidado del medio ambiente entre estudiantes y padres de familia mediante la granja, la huerta y la separación de residuos a través del proyecto Zeri: Cero emisiones, cero desechos, en el que se asigna una responsabilidad a cada grado.

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta