Síntomas de abuso sexual en menores

El primer síntoma de abuso o de que algo no está bien con el pequeño, es un cambio drástico en su comportamiento. Se estima que Cada 22 minutos se registra en el país un abuso sexual contra un menor.

POR EJEMPLO:

El rechazo al contacto o afecto de los padres o cualquier adulto o bien comenzar a desarrollar un apego excesivo, generalmente estos cambios se vuelven opuestos. Es decir, los niños extrovertidos e independientes suelen volverse tímidos y miedosos, mientras que los pequeños más serios y tranquilos, suelen tener conductas violentas y agresivas.

Trastornos comunes, otro factor a considerar, es la manera en que los niños Se comunican y actúan con otros a su alrededor. En muchos casos pueden hablar muy poco al punto de dejar de comunicarse con sus padres, o bien desarrollar un trastorno de lenguaje como tartamudear. Mientras tanto, otros niños pueden tener terribles pesadillas, dificultad para dormir, paranoia, volverse demasiado asustadizos sin razón aparente o bien presentar pérdida de apetito.

“la situación de violencia sexual hacia los menores de edad es crítica. La preocupación es grande en el sentido de que los principales agresores son personas conocidas. Del 96 % de los agresores, el 47% son familiares”.

Señales de abuso físico

Si un pequeño llega a casa con moretones inexplicables, rasguños, quemaduras sospechosas, huesos fracturados, cortaduras, mordidas o lesiones que parecen no tener explicación alguna, es una clara señal de maltrato, es común también que los pequeños se quejen por dolores de cabeza o de estómago, o peor aún que presentan dificultades para caminar, incomodidad al sentarse, sangrado, dolor o comezón en sus partes íntimas, pues esto es clara señal de que han sido víctimas de abuso sexual, presta mucha atención y si detectas esto, no te quedes callado denuncia.

Conductas inadecuadas para su edad

No es su culpa, si notas que tu hijo tiene demasiado interés en pláticas de adultos, o presenta conductas de naturaleza física que son inapropiadas para su edad, como tocamientos en sus partes privadas o incluso hacia otros niños, podría estar repitiendo una mala conducta aprendida. También puede hacer dibujos que muestran escenas de adultos o que se exprese con palabras que no le han enseñado ni en casa ni en la escuela.

Pon atención a quien lo cuida. Si tu hijo pasa mucho tiempo lejos de ti  a causa del trabajo, pon atención a su comportamiento sobre todo si notas lesiones en él. Si presenta alguna de estas características podrías estar frente a una persona abusiva y lo mejor será confrontar la situación de manera adecuada. Menosprecia o se expresa mal de tu niño, no ofrece ninguna explicación sobre las lesiones que ha sufrido el pequeño, o se pone nervioso y habla de manera contradictoria al tratar de explicar lo ocurrido, es demasiado controlador solitario, aplica la disciplina de una manera excesiva y abusiva o bien es excesivamente atento, cariñoso o da demasiados regalos para ganar la confianza del niño, ponte muy alerta, pues en la mayoría de los casos el abusador es un familiar o una persona cercana.

La prevención es la mejor arma, si tu hijo presenta algunos de estos problemas, no lo regañes, no le grites y no intentes intimidarlo pues solo conseguirás perder su confianza y dañar su autoestima aún más. Pon atención a estos síntomas y recuerda que lo mejor es la prevención y sobre todo siempre créele ante todo a tus hijos, pues la responsabilidad de los padres es cuidarlos. Ayuda a tu pequeño a conocer las conductas sanas, a decir no y jamás lo obligues a dar afecto a otros, aunque sean sus propios familiares, pues este rechazo puede ser una señal más de que tu hijo se siente incómodo, es abusado por esa persona. Recuérdale que su cuerpo es suyo únicamente y nadie tiene derecho a besarlo, tocarlo, cargarlo u obligarlo hacer algo que no desea. Dale a tu hijo las armas necesarias para que no se convierta en una victimas más de abuso infantil, tu puedes evitar que sea víctima de abuso.

¡Usted debe denunciar!

  • Para evitar futuras violaciones sexuales.
  • Para prevenir que otras personas sean víctimas de violencia sexual.
  • Para ayudar a las víctimas a recuperarse emocionalmente.
  • Para ayudar a la víctima hacer en el futuro una vida normal y que el agresor(a) sea castigado(a) por este delito.
Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta