Biocrudos a partir de algas, el futuro combustible en la industria.

La Universidad Nacional de Colombia, a base de materia orgánica e dos especies de microalgas  adquieren un biocrudo con un prometedor futuro al convertirse en un aceite más limpio y de mayor productividad.

Según el profesor Rubén Darío Godoy, del Departamento de Ingeniería Química en la Universidad Nacional, ni el bioetanol (hecho a partir de la fermentación de maíz o caña de azúcar) ni el biodiésel (elaborado a partir de aceites de palma, soya u otros cereales) pueden responder a la demanda global de combustible con sustentabilidad ambiental y económica como lo hacen los biocrudos obtenidos a partir de algas.

La clave de estos organismos es que pueden ser hasta 50 veces más eficientes en convertir la luz solar en biomasa que las plantas terrestres. Además no requieren de un suelo fértil, crecen en agua dulce, salada o residual y requieren de 6 a 10 veces menos agua que algunos cultivos comerciales, entre ellos loa pastos y el maíz.

El profesor Rubén Darío, realza las altas fuentes hídricas y lumínicas en el país, cosa que es primordial para el cultivo de algas y microalgas. Esta es una de las ventajas que se tendría, pues se hace posible que crezcan incluso en zonas no aptas para la agricultura como los desiertos. Uno más de los beneficios, es que en comparación con la palma africana, se tiene un rendimiento hasta de 50 veces más en lípidos por unidad de tiempo y área cultivada.

Fuente de Información Universidad Nacional de Colombia.

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta