Conectando a los desconectados

Los tiempos han cambiado mucho, y la tecnología nos ha facilitado la vida enormemente, pero en muchas regiones del planeta, por sus condiciones de baja accesibilidad, las comunicaciones son muy complicadas.

Para la mayoría de nosotros, encender el móvil para consultar una información o llamar a un familiar es un acto cotidiano, al que casi no damos importancia ni valoramos. Ya se nos ha olvidado ese tiempo en el que solo podías localizar a alguien llamando al teléfono fijo. Y muchos de nosotros ni siquiera hemos vivido la época en la que nadie tenía teléfono en casa.

El proyecto Internet para Todos de Telefónica tiene el objetivo de conectar a los desconectados, de evitar que gente se quede atrás en el proceso de digitalización. “Hay una cosa de la que estamos convencidos: el mundo digital exige que estén todos conectados. No puede haber digitalización con gente excluida. Y para que la gente esté incluida, necesitamos hacer que nuestras redes lleguen a todos los confines de las sociedades en las que operamos.

Desconectar es muy bonito, sí, y a todos nos encanta apagar el móvil cuando llegan las vacaciones o queremos disfrutar tranquilamente de la naturaleza o el silencio. Pero tenemos la tranquilidad de que, por ejemplo, en caso de tener una emergencia, podemos volver a encenderlo para pedir ayuda.

Tecnología que salva vidas

Uno de los ámbitos donde es más obvio el beneficio de tener unas buenas comunicaciones es la salud. Muchos lugares recónditos del mundo no tienen acceso rápido a un centro de salud, ni mucho menos a un hospital, y cuando se produce un accidente o una emergencia de cualquier tipo, poder comunicarse para pedir ayuda puede salvar vidas.

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta