En Castellón, España fue encontrado un criadero de tarántulas ejemplares venenosos

Compartir

Según fuentes de la comandancia provincial, la actuación se ha llevado a cabo por agentes del Seprona de Burriana dentro de las actuaciones que llevan a cabo para combatir el tráfico de especies protegidas, exóticas o invasoras. La Guardia Civil descubrió más de 400 tarántulas venenosas pertenecientes a 49 especies diferentes en un domicilio de la localidad castellonense de Xilxes cuyo propietario se dedicaba a la cría y colección zoológica de artrópodos.

Los agentes localizaron la vivienda en la que se sospechaba que estaban los animales, se inspeccionó y se hallaron en ella más de 400 ejemplares pertenecientes a 49 especies diferentes de tarántulas. La tenencia de estas arañas incumplía diversas irregularidades según el Decreto 145/2000, de 26 de septiembre, del Gobierno valenciano.

Los animales hallados son venenosos, cada uno con una toxicidad diferente, aunque no suponen un peligro para la vida de los humanos.

Deja una respuesta