Si acostumbra a desayunar con jugo de naranja, tenga en cuenta esta investigación


Un estudio encontró que el azúcar de los jugos podría generar un aumento en el riesgo de padecer cancer.

Un reciente estudio dice que el hábito de desayunar con jugo de naranja podría generar un aumento en el riesgo de cáncer. La razón es que esas bebidas, por lo general, contienen un alto contenido de azúcar lo que aumenta el riesgo total de padecer esta enfermedad. El estudio fue publicado en el British Medical Journal.

El estudio fue hecho con 100.000 personas de nacionalidad francesa que eran saludables y cuyo promedio de edad era 42 años. Al analizar durante cinco años a los participantes que consumían cualquier bebida –gaseosas, jugos, limonadas que tuvieran más de cinco por ciento de azúcar, los científicos advirtieron un riesgo de 18 por ciento de aumento del riesgo de tener cáncer.  El riesgo fue mayor para las mujeres quienes tuvieron 22 por ciento más probabilidades de tener cáncer de seno.

En el pasado ya se había establecido una relación entre la obesidad y el cáncer, y gracias a la evidencia es posible decir que algunos tipos de tumores tienen como factor de riesgo ser obeso. Pero este trabajo mostró por primera vez que el azúcar también puede ser un factor de riesgo. Y lo más sorprendente es que encontró que la asociación puede darse tanto con jugos de frutas como con bebidas azucaradas y gaseosas.

“El principal motor de esta asociación parece ser el azúcar. Cuando solo miramos al contenido de azúcar por 100 mililitros, la coca cola y el jugo 100 por ciento de naranja son lo mismo. De modo que no es raro que observemos esta asociación también en los jugos de fruta”, dice la epidemióloga Mathilde Touvier, del Centro de investigación y epidemiología de la Sorbona en París y quien dirigió el estudio.

Este resultado aplica para todas aquellas bebidas a las que se les agrega dulce. Una persona que toma una taza de té con dos cucharadas de azúcar también estaría generando ese riesgo. Aclaró que una bebida azucarada ocasional no es problema, pero si lo es hacerlo habitualmente.  Por eso, la conclusión del trabajo no es que la gente deje de tomar jugos. “Como sucede a menudo en nutrición, la idea no es evitar las comidas sino tener una ingesta balanceada”, dice  Touvier.

Los expertos recomiendan comer las frutas completas y no en jugo, así como recordar ciertas equivalencias, como por ejemplo, que un vaso pequeño de jugo de fruta que tiene 10 gramos de azúcar es equivalente a una taza de té con dos cucharadas de azúcar, o a un cuarto de lata de una bebida soda que tiene 35 gramos de azúcar en total, y a un tercio de una lata de Red Bull con un total de 26 gramos de azúcar.

“La recomendación de los expertos es consumir menos de una bebida de estas al día pues si lo hace esporádicamente no será un problema pero si  toma un vaso al día puede aumentar el riesgo no solo de cáncer sino de otras enfermedades también”, concluye el trabajo.

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta