Reclusos de la cárcel de Neiva soportan escasez de agua potable

Compartir

La Personería de Neiva emprendió una campaña de donación de agua potable a través de una moto bomba, para mitigar las necesidades básicas de esta población.

Ante la grave crisis sanitaria que padecen al interior del penal más de 1.800 reclusos por el colapso del único pozo que lo abastece de agua, la Personería de Neiva emprendió una campaña de donación de agua potable a través de una moto bomba, para mitigar las necesidades básicas de esta población.

Cuando el único pozo que actualmente lo surte del preciado líquido, presentó una falla y dejó de funcionar. El tema de salubridad y de sanidad no se hizo esperar ante la falta de agua en baños y albercas. Los internos iniciaron además huelga de hambre.

“Estamos convocando a todas las autoridades que hacen parte del ministerio público en el Huila, a la Defensora Regional del Pueblo, al Procurador Regional y a la Procuradora Provincial de Neiva, con el fin de emitir una directiva conjunta dirigida a todos los entes territoriales que tienen competencia en el establecimiento, a fin de que se desarrolle actividades urgentes para que la solución a esta situación humanitaria sea definitiva”, afirmó Oscar Huber Zúñiga, personero municipal de Neiva.

Deja una respuesta