“Es más fácil para Trump hacer un trato con Putin en Siria que en Venezuela”

Compartir

Moscú se volvió una pieza clave en la crisis venezolana, al punto de que Estados Unidos lo señala como responsable de que Maduro siga en el poder tras el llamado de la oposición para derrocarlo el pasado martes.

El Kremlin ha negado que disuadiera a Maduro de abandonar Venezuela en un avión hacia Cuba como afirmó sin ofrecer pruebas Washington, que promueve un cambio de gobierno en el país sudamericano.

Pero sí ha sido ostensible el envío de dos aviones con militares rusos a Caracasen marzo, o la encendida defensa que Rusia hizo de Maduro en cuatro reuniones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas este año.

El presidente estadounidense, Donald Trump, llegó a advertir recientemente a Moscú que tiene que “salir” de Venezuela, pero nada indica que eso vaya a ocurrir por ahora.

Trump y su par ruso, Vladimir Putin, discutieron sobre Venezuela en una conversación telefónica este viernes y ambos coincidieron en que les gustaría que “algo positivo sucediera” en ese país, según declaró el estadounidense.

“Él [Putin] no está pensando en absoluto en implicarse en Venezuela”, dijo Trump, contradiciendo así la postura oficial de su propio gobierno.

Pero lo cierto es que tampoco hay señales de un acercamiento de ambas potencias militares sobre el destino de Venezuela.

Andrey Kortunov, director general del Consejo de Asuntos Internacionales de Rusia, explica en esta entrevista con BBC Mundo por qué las posiciones de Washington y Moscú son difíciles de conciliar.

Lo que sigue es un resumen del diálogo telefónico mantenido con Kortunov desde Moscú, quien posee un doctorado en Historia y es un reconocido experto en política exterior rusa.

Deja una respuesta