Mujer despertó después de 27 años en coma tras sufrir un accidente

“Por años soñé con este momento, la primera palabra que dijo fue mi nombre”.

Así contó Omar Webair, un hombre de Emiratos Árabes Unidos de 31 años que cuando tenía 4 cuando fue víctima junto a su madre de un accidente de tránsito.

Ocurrió en 1991 y desde entonces Munira Abdulla, su madre, estuvo en coma.

Pero 27 años después, en una aparente recuperación milagrosa, la mujer despertó y lo primero que dijo fue el nombre de su hijo: Omar.

“Me abrazó para protegerme”

En el accidente de tránsito, Munira Abdulla sufrió una lesión cerebral grave al chocar el auto en que viajaba con un autobús después de recoger a su hijo de la escuela.

Omar Webair estaba sentado en la parte trasera del vehículo con ella, pero terminó ileso porque su madre lo protegió en sus brazos justo antes del impacto.

La mujer, que en ese entonces tenía 32 años, quedó gravemente herida, pero tras años de tratamiento, el año pasado recuperó el conocimiento en un hospital alemán.

“Nunca la abandoné porque siempre tuve la sensación de que algún día se despertaría”, dijo el lunes Omar Webair al diario The National de Emiratos Árabes Unidos.

“La razón por la que compartí su historia es para decirle a la gente que no pierda la esperanza en sus seres queridos. No los consideren muertos cuando están en ese estado”, agregó.

“Mi madre estaba sentada conmigo en el asiento trasero. Cuando vio venir el choque, me abrazó para protegerme del golpe”.

Él solo sufrió un hematoma en la cabeza, pero su madre no recibió asistencia durante horas.

Años de tratamiento

Finalmente, Abdulla fue llevada al hospital en la ciudad de Al Ain, en Emiratos Árabes Unidos, en la frontera con Omán, y luego trasladada a Londres.

Allí, se declaró que estaba en un estado vegetativo, que no respondía a estímulos, pero que podía sentir el dolor, según informó el periódico.

Entonces la mujer fue enviada de regreso a Al Ain, donde vivía, y pasó por varias instituciones médicas de acuerdo con los requisitos del seguro.

Allí permaneció por algunos años, alimentada a través de un tubo mientras la mantenían con vida.

La mujer recibió tratamiento de fisioterapia para asegurarse de que sus músculos no se debilitaran por falta de movimiento.

En 2017, la Corte del Príncipe Heredero, un organismo gubernamental en Abu Dabi, ofreció una subvención a la familia para que Abdulla fuera trasladada a Alemania.

Allí, se sometió a una serie de cirugías para estimular los músculos de los brazos y las piernas, y se le administraron medicamentos para mejorar su estado.

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta