Colossus, el robot que se convirtió en héroe y ayudó a detener las llamas en Notre Dame

Se trata de Colossus, un robot bombero no tripulado que fue creado para estas situaciones de peligro en las que los humanos ya no pueden intervenir de manera directa, y así evitar que la estructura de este inmueble histórico pudiera salvarse.

Este robot, que forma parte del equipo de socorristas, fue diseñado por la compañía francesa Shark Robotics, la cual pensó en que esta máquina se convirtiera en una herramienta muy útil cuando la situación se hiciera extrema. Este androide es capaz de transportar heridos y ser controlado a casi 1,000 pies de distancia.

De acuerdo con información de Gizmodo, este robot cuenta con otras increíbles características como mantenerse activo durante ocho horas continuas, hacer informes y reconocer su entorno mediante una cámara de inspección de 360 grados, misma que funciona con tecnología de reconocimiento visual.

Colossus es un robot de extinción de incendios que pesa poco más de 1,100 libras y cuenta con un gran cañón de agua, que le permite alcanzar una altura de 5.2 pies, algo que fue clave para sofocar el fuego durante las labores de rescate en la catedral de Notre Dame.

Esta máquina lleva dos años dando servicio con la Brigada de Bomberos de París, y es capaz de desplazarse a unas 2.1 millas por hora de velocidad.

Aunque algunas partes de valor incalculable quedaron destruidas en este recinto, la catedral resistió y según reporta The New York Times “dos policías y un bombero resultaron heridos en las cinco horas de lucha indispensables para conseguir controlar el incendio, pero nadie murió”, mientras siguen con las investigaciones para determinar las causas del siniestro, donde se conoció a un nuevo héroe llamado Colossus.

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta