Médico en Casa – Seguridad en el Trabajo

¿Inversión o gasto? esta es la pregunta de moda al cuestionarse sobre la implementación del Sistema de Gestión en  Seguridad y salud en el trabajo, pero fuera del misticismo que encierra este contexto, el lema siempre será: es mejor estar preparado para algo que nunca va a suceder, a que algo suceda y nunca estar preparado. Este es casi siempre el emblema de la seguridad, como dice el párrafo en los libros sagrados: no construyas tu casa sobre la arena

Y es que en Colombia las cifras no dejan lugar a dudas, desde el año 2009 el promedio de accidentes laborales asciende a 403.519 empleados, pero las cifras más interesantes son los accidentes incapacitantes, según FASECOLDA la asociación que agremia las aseguradoras en el país, en el año 2017 las pensiones por invalidez cobijaron a 456 empleados, y a 72 personas por enfermedades laborales, si tenemos en cuenta que una pensión o indemnización de esta categoría podría rondar los 500 o 600 millones de pesos, fácilmente un pequeño o mediano empresario que no se preocupe por amparar a sus empleados podría quebrar su patrimonio.

Si no se tiene la ideología de inversión en esta clase de programas, indiferentemente los empleados tampoco exigirán o verán una necesidad de protegerse o recibir capacitación para su cuidado, algo muy latente y que se nota cuando el trabajador con poca instrucción prefiere no reportar un accidente en su trabajo por temor a las represalias o un despido.

Más de la mitad de la fuerza laboral en Colombia esta desamparada, no poseen programas de capacitación y menos están cobijados con una administradora de riesgos laborales, a pesar de que como en toda sociedad, invertir en protección podría resultar un gasto, pero la iniciativa va a proteger no solo al empleador, si no al trabajador y al entorno, haciendo que tarde o temprano esto se vea reflejados en aumentar la capacidad laboral y emocional, haciéndolo más productivo y eficiente en la ejecución de sus labores.

Los empleadores pueden recurrir a numerosas empresas que brindan la asesoría acertada para la implementación del programa, pero siempre recuerde que los encargados como en todo programa de apoyo, debe poseer una licencia amparada por el Consejo Colombiano de Seguridad  que los acredite para tal fin, de modo que no caigan en manos de personas inescrupulosas que realicen la ejecución del sistema sin poseer experiencia, o peor aún que no posea el titulo correspondiente, que haría que el propietario pierda dinero y esfuerzo.

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta