Varios países de la Unión Europea exportaron ilegalmente más de 350.000 toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos

Durante los últimos dos años, según las estimaciones de un informe elaborado por la Fundación EQUO y la organización Basel Action Network.

Para controlar este tipo de desperdicios electrónicos, técnicos de EQUO y BAN instalaron sistemas de localización GPS en 314 ordenadores, impresoras y monitores antiguos que fueron después trasladados a puntos limpios.

Así lo afirman ambas entidades tras hacer un seguimiento de los RAEE exportados desde Austria, Bélgica, Dinamarca, Alemania, Hungría, Irlanda, Italia, Polonia, España y Reino Unido, cuyas conclusiones han publicado en un documento titulado ‘Agujeros en la economía circular: fugas de los residuos electrónicos en Europa’, de acuerdo con el comunicado facilitado este viernes por la fundación.

De la decena de socios europeos implicados en esta investigación, sólo Hungría no participó en las exportaciones ilegales, mientras que el peor infractor fue el Reino Unido.

Los datos recogidos demuestran que un 6 % de los equipos fueron exportados de manera ilícita a países como Nigeria, Tailandia, Pakistán o Ucrania, entre otros.

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta